Liderazgo y más…

Inicio » Liderazgo » El efecto Pigmalión

El efecto Pigmalión

Después de las investigaciones de J.Sterling Livingston se inició el uso del término como asociación empírica entre el efecto de las expectativas sobre el desempeño real.

Si tenemos dos grupos seleccionados al azar, y si el líder impone altas expectativas a uno y no al otro, el efecto final es que el grupo con mayores expectativas realmente tiene un mejor desempeño.

Al imponer altas expectativas realistas y hacer verdaderamente partícipe a cada integrante, éste efectivamente cree que puede con el reto, y éste es el motivador interno, o mejor llamado, inspiración, por medio de la cual logrará un mejor rendimiento.

Para lo anterior deben existir al menos dos condiciones, que el líder sea un verdadero líder, y que las expectativas sean retadoras pero realistas. Lo primero facilita que los seguidores “compren” la idea y estén convencidos que son tan buenos que su líder confía en ellos y en que lograrán el objetivo.

Este comportamiento es clásico de los deportistas de alto rendimiento y sus entrenadores. De estas experiencias emanan muchos de los motivadores profesionales que venden caro su servicio a empresas y gente con grandes retos o problemas…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blogs interesantes:

Insight – Tom Peters Company

Todo acerca de liderazgo y dirección

LESSIG Blog, v2

Todo acerca de liderazgo y dirección

Real Time Economics

Todo acerca de liderazgo y dirección

haroldchorneyeconomist

Just another WordPress.com site

A %d blogueros les gusta esto: